¿Cómo es un mapa conceptual? Guía y ejemplos para hacer uno fácil

¿No sabes cómo es un mapa conceptual? Checa esta guía con los pasos a seguir y lo que no debes hacer para crear un buen trabajo
¿Cómo es un mapa conceptual? Guía y ejemplos para hacer uno fácil ¿Cómo es un mapa conceptual? Guía y ejemplos para hacer uno fácil ¿Cómo es un mapa conceptual? Guía y ejemplos para hacer uno fácil

Si no sabes cómo es un mapa conceptual, llegaste al lugar correcto porque te guiaremos en el proceso para hacer uno de forma fácil.

Termina tu tarea con esta guía para hacer un mapa conceptual de forma correcta para que puedas entender cualquier tema y sacar un 10 en tu trabajo.

¿Qué es un mapa conceptual? Definición

Un mapa conceptual es una herramienta utilizada para organizar la información de cualquier tema de forma jerárquica, utilizando palabras clave, nodos y conectores. Así, podemos entender los temas de cualquier asignatura por muy compleja que sea de una manera visual.

Además, se trata de una excelente herramienta que facilita la memorización.

¿Cómo es un mapa conceptual?

Para saber como es un mapa conceptual, debemos saber que su estructura es jerárquica, es decir, que parte de una idea principal de las que se desglosan temas secundarios.

Elementos

  • Concepto: Es la palabra o tema principal del que se desglosa todo el diagrama.
  • Palabras clave: Suelen ser una o varias palabras (preferiblemente no más de 3) que resumen y representan los subtemas que se desglosan del concepto.
  • Nodos: Son círculos, óvalos, rectángulos o cualquier figura para contener las palabras clave y los conceptos.
  • Líneas de enlace: Son líneas que unen los nodos para representar la relación que existe entre conceptos y palabras clave.
  • Palabras de enlace: Son pequeñas palabras que relacionan los conceptos y las palabras clave, pero no son ni conceptos ni palabras clave. Están fuera de los nodos y a veces suelen ser de otro color para diferenciarse.

¿Cómo realizar un mapa conceptual?

1. Elegir el tema

Si ya tienes algo en mente se puede trabajar, puede ser algún tema general, alguna pregunta que tengas o algo que necesites explicar o exponer. Como ejemplo, nuestro mapa conceptual será sobre la Tabla Periódica de los elementos.

2. ¿Qué es lo que quieres entender o explicar?

Para esta parte debes de echar mano de los conocimientos que ya tienes, no importa que sean muy vagos o pobres. Tal vez tienes una noción de la estructura de la Tabla Periódica, pero no recuerdas todas las categorías y sus subdivisiones.

Con esta información ya puedes hacer un borrador para tu mapa conceptual con lo que tendrás una noción de la estructura que seguirás. Como ejemplo, nuestro concepto será la Tabla Periódica de la que saldrá una línea de enlace y un nodo sobre las categorías (palabra clave) en las que se dividen los elementos.

3. Investiga y subraya

Ya que sabemos el rumbo que tomará nuestro mapa conceptual, es momento de ponernos a buscar la información que hace falta para completarlo.

Sin importar la fuente (libros, revistas, artículos de internet, videos, profesores, profesionales del tema) será necesario que tomes nota. Subrayar es una buena manera de destacar la información que nos es útil.

Es importante que distingas las palabras clave que son relevantes, por ejemplo, las categorías en las que se divide la Tabla Periódica son 3: Metales, Metaloides y No Metales.

cómo es un mapa conceptual
Foto vía: Captura de pantalla

Luego siguen los subgrupos que son:

  • Para los Metales: alcalinos, alcalinotérreos, metales de transición, lantánidos, actínidos y otros metales.
  • Para los Metaloides: aquí no hay subgrupos porque lo conforman solo 6 elementos.
  • Para los No Metales: Otros No Metales, halógenos, gases nobles.

4. Completa la información

Con la información que investigaste ya puedes completar tu mapa con los elementos que mencionamos. Puedes utilizar diferentes colores para diferenciar los subgrupos del concepto principal para que se note la jerarquía en tu mapa.

Foto vía: Captura de pantalla

Puedes jugar además con el tamaño de las letras para remarcar aún más los nodos principales de los secundarios.

Lo que no debes hacer en un mapa conceptual

Un error bastante común es colocar una oración a través de líneas y nodos de forma recta, sin divisiones ni sentido.

Foto vía: Captura de pantalla

Recuerda que un mapa conceptual ayuda a comprender ciertos temas, sintetizando la información en palabras clave. Eso es lo que lo diferencia de un texto convencional.

También evita poner textos muy largos en un solo nodo o causarás el efecto contrario y confundirás al que lo vea.

Sobre el Autor Sandro Montés

Apasionado de la fotografía, el diseño, la tecnología y la naturaleza.

Si tienes dudas o sugerencias, escríbeme a contacto@tolucalabellacd.com