Inicio Entretenimiento Cine El Resplandor de Stephen King y Kubrick

El Resplandor de Stephen King y Kubrick

Foto: The Shining, 1980

El género de terror está en constante crecimiento y cambio, sin embargo hay historias que han llegado para quedarse como titanes del cine o la literatura, uno de los mejores ejemplos es El Resplandor de Stephen King.

Si eres amante del terror o del cine, este artículo tal vez devele algunos detalles que no sabías sobre estas obras maestras del terror tanto en cine como en literatura.

Hay múltiples grandes adaptaciones de libros al cine, desde Harry Potter hasta Jurassic Park, sagas que se han hecho icónicas pero que no siempre coinciden enteramente con la visión original del escritor.

Stephen King ha sido considerado el maestro del terror contemporáneo, teniendo como hilo común la presencia de seres malvados tanto externos como internos, además de la inocencia de la niñez.

La adaptación al cine fue llevada a cabo por Stanley Kubrick en 1980, sin embargo, su percepción de la historia hizo que el guión tomara algunos giros determinantes.

Lo que no sabías de El Resplandor

Algo que tal vez no sabías: Stephen King ha declarado su aversión por la adaptación, pero la pregunta permanece, ¿por qué?. Siendo una película tan asombrosa, ¿qué podría tener de malo?.

Mientras se preparaba la grabación de la película de «El Resplandor», Stanley Kubrick llamó a Stephen King y le dijo lo siguiente:

«Pienso que las historias de lo paranormal son fundamentalmente optimistas, ¿tú no?. Si hay fantasmas, entonces significa que sobrevivimos a la muerte…», lo cuestionó Kubrick.

Esto revela el enfoque final que quería darle el director a la adaptación y lo diferente que iba a ser la idea original de King.

Lo fundamental es lo siguiente:

  • El Resplandor de King trata de un hotel embrujado que trata de apoderarse de una familia y que para hacerlo se apodera primero del padre mediante los fantasmas que habitan en él, que son potenciados por el don de Danny.
  • Kubrick quería que su historia tratara sobre el descenso de un personaje a la locura por el aislamiento de la sociedad, es por eso que al final de la película queda aún la duda de si entonces había fantasmas reales o no.

¿Quieres saber más detalles? ¡Sigue leyendo!

¡Cuidado! A partir de aquí habrá spoilers.

La versión del cine

Por otro lado, en la visión de cine de Kubrick la idea que se quiere dar es que la locura de Jack se lleva a cabo más en su mente, sin haber realmente un factor externo interviniendo.

La ambientación, música, las tomas lentas de techos altos, y las magistrales actuaciones solo aportan a la sensación de suspenso e incomodidad que hacen de esta una obra maestra del cine.

Un trabajo de esta magnitud tomó 14 meses de rodaje, aunque el director no estuvo para la mayoría de las tomas de locaciones.

Además, se usaron casi 1000 litros de sangre falsa para la icónica escena del elevador, era tanto el nerviosismo que el director tuvo que dejar el set por el miedo de que no saliera como lo planeaba.

Afortunadamente, la escena fue un éxito y se volvió la predilecta del director para la promoción de la película.

Asimismo, se hicieron cambios sobre la misteriosa habitación 217 y lo que había dentro.

En el hotel donde fue filmada le pidieron al director que usará un número de habitación diferente para no asustar a futuros inquilinos, por lo que cambió a la habitación 237.

La magistral actuación de Jack Nicholson (Jack Torrance) y Shelley Duvall (Wendy Torrance) nos lleva al límite de la tensión psicológica.

Era tanto la tensión en el set que Shelley Duvall tuvo que tomar terapia después de este trabajo, el cual describió como el papel más difícil de su vida.

Un ejemplo de esta tensión se puede ver en la preparación de los actores para la icónica escena del hacha, aunque tal tensión rindió frutos con el resultado.

«Heres Johnny!»

La famosa frase de Jack Torrance al derribar la puerta con el hacha llegó al ranking de «Top 100 citas de películas» de AFI (American Film Institute).

El origen de esta frase es la frase de apertura de un conductor estadounidense Edd McMahon en su programa de los 60’s»The Tonight Show Starring Johnny Carson«.

Un gran acierto o cambio de la película es el laberinto del hotel, que dio pie para grandes escenas y para una gran percusión final, sin embargo, este laberinto no existía en la versión original.

El tema sobre el que quiere escribir Jack Torrance siempre es vago en la película hasta más tarde se descubre que él llevaba tiempo aferrándose a la cordura y en sus páginas se lee:

«All Work And No Play Makes Jack a Dull Boy»

«Tanto trabajo y nada de juego hacen a Jack un niño aburrido»

 

Sin embargo, probablemente la diferencia mayor es esta:

En el libro vemos a un personaje cuerdo ser consumido por un hotel embrujado y empujado hacia la locura.

En la versión de Kubrick se nota a un hombre más cerca de la locura aferrándose desesperadamente a la sanidad mientras tiene que tolerar el aislamiento en el invierno. ¿Te suena familiar?

El libro

En el libro el hotel es el que está vivo, tomando fuerza gracias al resplandor de Danny, y buscando apoderarse del mismo para poder tener más poder.

Foto: Especial HOC.

Aunque la escena de las gemelas es también considerada icónica en el cine de terror, no forman parte central de los fantasmas en el libro.

Al no lograrlo con Danny, probablemente gracias a su gran amigo Tony, que lo protege en todo momento, decide probar suerte con el padre.

Poco a poco, va haciendo crecer la obsesión de Jack Torrance sobre el hotel hasta que decide que tiene que escribir una novela histórica sobre el Overlook.

En el cuarto de caldera su obsesión es alimentada y su mente envenenada hasta que el hotel logra obtener completo control del padre de Danny.

Por otro lado, en lugar de laberinto, en el libro había setos en el jardín con forma de animales que ocasionalmente cobraban vida.

Estos animales de setos persiguen a la familia y van sumando aún más terror a la ecuación.

Usa un martillo de roque (versión americanizada del croquet) en lugar de un hacha, aunque hay que aceptar que se entiende el cambio por sentido dramático y una grandiosa escena.

Foto: The Shining, 1980

¡Y para el gran final!

La diferencia definitiva entre el libro y la película tiene que ver con el hecho ya mencionado de que en el libro ni siquiera existe un laberinto.

Mientras que para todos es conocido el final icónico de Jack Torrance congelado en el laberinto, en el libro sucede algo muy diferente.

Foto: The Shining, 1980

El hotel está intentando desesperadamente de sobrevivir y de absorber el poder del resplandor de Danny mediante el cuerpo de John Torrance.

El último atisbo de sanidad de John resulta en intentar distraer al Hotel de que la caldera puede hacerlo estallar.

De hecho, John Torrance logra recuperar control de su cuerpo y darle la oportunidad a Danny de que huya, mientras él se destruye la cara con el martillo.

Realmente, es el último momento en que se puede ver al padre de Danny intentar salvarlo.

Mientras tanto, la caldera que debería supervisar Jack empieza a hervir poniendo en riesgo la integridad del hotel.

Cuando finalmente se dan cuenta, Halloran, Wendy y Danny logran salir con vida del hotel mientras que Jack Torrance muere intentando apagar la caldera.

Para todo hay gustos

El Resplandor y sus dos caras, son obras magistrales que han trascendido al tiempo y han marcado referencia en el cine y literatura de terror.

Si no habías leído o visto esta historia de terror hasta este momento, y sientes que ahora carece de sentido recuerda las palabras de Stephen King sobre el concepto de «Spoilear«:

«No te pueden arruinar una historia contándote el final, una historia es mucho mas que eso, es cómo llegas ahí, el recorrido es parte del final.»

Así que aprovecha y toma este fin de semana para hacer las palomitas y revivir ese clásico del cine de terror o para conseguir ese libro y adentrarte en los pasillos del Overlook.

La secuela

En 2019 se estrenó Doctor Sueño (2013), película dirigida por Mike Flanagan, en esta Stephen King decidió retomar la historia de qué habría pasado con Danny después de haber sobrevivido al traumático episodio del Hotel Overlook, si aprendió o no a controlar su don.

Foto: Especial HOC.

La película y el libro buscan darle un cierre a la historia de El Resplandor y abrir las puertas al multiverso de Stephen King.

Por si no lo sabías, todos los libros de Stephen King están conectados en el mismo universo, más al respecto en futuros artículos.

Te puede interesar: La maldición en Netflix por Mike Flanagan.

Te puede interesar: Conoce el pan de muerto rosa de Metepec.

 

Redacción HOC.

1 Comentario

Comments are closed.